20160107_112838

A fines del mes de enero, la Presidente del Distrito II, Elba Malmierca participó de una reunión junto al Defensor del Pueblo Fernando Rizzi, y la Dra. Gabriela Silveyra, Coordinadora del Foro de Colegios y Consejos Profesionales, para analizar la nueva ley de ejercicio profesional de los Obstétricas, que otorga mayores alcances a la profesión.
Esta ley se caracteriza por contemplar la actual formación que reciben las Licenciadas en Obstetricia egresadas de las Universidades. El título de grado les otorga mayores alcances propios de la profesión.
Se considera ejercicio profesional de las/os obstétricas y licenciadas/os en obstetricia a las funciones de promoción, prevención, recuperación y rehabilitación de la salud sexual y reproductiva de la mujer, en todos los niveles de atención, dentro de los límites de competencia que derivan de los alcances otorgados en el título obtenido, así como la docencia, la investigación, el asesoramiento, administración de servicios y la participación en el campo de pericias devenidas en el ámbito médico legal.

“Los profesionales se deben matricular obligatoriamente en el Colegio de Obstétricas de la Provincia de Buenos Aires, entidad de derecho público no estatal que desarrolla el gobierno de la matrícula y el control de la ética profesional” señaló Malmierca. “Es sumamente importante para nuestro colectivo profesional, contar con una Ley que regule nuestro ejercicio y que contemple los actuales alcances otorgados en nuestros títulos de grado universitario y reconozca nuestra autonomía”.

“Esta nueva ley traerá consigo una mejora en la calidad de atención para las mujeres, sus hijos y sus familias, como así también brindará un mayor marco regulatorio y protector legal a las Obstétricas” señaló el Defensor Rizzi.

La nueva Ley corre el umbral de alcance para que empiecen a ser vigentes los siguientes puntos, entre otros:
–    Brindar asesoramiento, consejería y consulta a la mujer durante los períodos preconcepcional, concepcional y postconcepcional; el pre y post aborto y la perimenopausia, tendiendo al mejoramiento de la calidad de vida de la mujer en todas las etapas del ciclo vital de su salud sexual y reproductiva.
–    Ofrecer consejerías integrales en salud sexual y procreación responsable a fin de evitar la incidencia de embarazos no planificados y prevenir abortos.
–    Brindar consulta para prevenir la violencia basada en género y, especialmente la violencia obstétrica y garantizar los derechos de la salud reproductiva, conforme a la Ley Nacional N° 26.485.
–    Indicar e interpretar análisis de laboratorio, diagnóstico por imágenes y todo estudio para el cuidado de la salud sexual y reproductiva de la mujer durante los periodos preconcepcional, concepcional y postconcepcional, el pre y post aborto y la perimenopausia.
–    Realizar e interpretar monitoreo fetal, e interpretar los estudios complementarios de ayuda diagnóstica para evaluar salud fetal, oportunamente informados por el especialista de referencia.
–    Integrar el equipo de salud interdisciplinario en la atención de pacientes de alto riesgo que son referidas a niveles de complejidad.