Según datos del Ministerio de Salud y Desarrollo Social la tasa de casos de sífilis reportados en varones y mujeres jóvenes y adultos entre 2013 y 2017, se triplicó, pasó de 11,7 a 35,2 por cada 100.000 habitantes.

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) que tiene cura pero está en aumento desde 2013; es una infección producida por la bacteria Treponema pallidum (TP), transmitida fundamentalmente por contacto sexual, vía congénita y perinatal. Es de carácter sistémico, curable y exclusiva del ser humano.

El aumento de sífilis es reflejo de que la gente no se cuida. En este sentido, la experta del Departamento de Salud Reproductiva de la OMS, Teodora Wi , señaló “las enfermedades transmisibles sexualmente (ETS) están en todos los sitios y son más comunes de lo que pensamos, pero no reciben la suficiente atención y se sigue estigmatizando a la gente que las sufre”, y agregó “necesitamos hablar abierta y honestamente de las ETS y no ponerlas bajo la alfombra y pretender que no existen”.

En este contexto, desde el Colegio de Obstétricas de la Provincia de Buenos Aires resaltan, no sólo la importancia de hablar y concientizar sobre anticoncepción para evitar embarazos no planificados, sino también de la necesidad de comprender el porqué de la relevancia del uso del preservativo, junto con otros métodos anticonceptivos, para prevenir enfermedades de transmisión sexual.

Asimismo, autoridades del COPBA señalan que en la cotidianeidad, lo único que se entiende como cuidado es «para que no se embaracen”; y señalan “no hablamos de que son las ITS, de lo que pasa cuando se las tiene, de cómo, cuándo y por qué aparecen, y cuáles son las consecuencias a corto y largo plazo”. En este sentido analizan, “si esto no se trasmite día a día, si no se la da el lugar en la sociedad, ésta problemática no se va a poder controlar y/ o revertir. Hablar de sexualidad, de lo que nos pasa como seres sexuados y sexuales aún sigue siendo tabú, sigue silenciando o girando la mirada de las sociedades; y la puerta de entrada y de salida de las ITS , es la sexualidad; de ahí la necesidad de generar conocimiento, reconocimiento y responsabilidad”.

CUIDARSE PARA PREVENIR